La primera Regla

CUÁNDO APARECE

La primera regla, aparte de tratarse de uno de los cambios físicos característicos de la pubertad en la mujer, es un hecho sociocultural que puede convertirse en uno de los más relevantes de la adolescencia ya que en muchas ocasiones este acontecimiento marca un antes y un después. La mayoría de las jóvenes tienen el primer periodo (menarquia) entre los 10 y los 16 años. La edad media son los 12 años, aunque varía de unos países a otros, en función del nivel socioeconómico y también influyen factores hereditarios.

Aunque la reacción al llegar la primera menstruación es variable, se sabe que cuando una chica acepta la menstruación como lo que es (un proceso absolutamente normal, característico de su condición de mujer), disminuyen los sentimientos negativos que se asocian a la regla. Es importante tener muy claro que la menstruación no es una enfermedad.

PRIMEROS CICLOS

Los primeros ciclos no son siempre regulares, aunque algunas chicas los tienen así desde el principio. Es frecuente y normal que en los primeros dos o tres años después de la menarquia los ciclos sean irregulares.

No todas las mujeres sufren dolores fuertes durante la regla. Muchas mujeres no sienten ningún tipo de dolor y otras tienen dolores totalmente soportables que se solucionan con un medicamento analgésico suave. Muy pocas mujeres tienen dolores intensos durante la regla que les impiden realizar sus actividades diarias.

Hoy en día existe a tu alcance mucha información sobre la regla ya que, en general, hay una presentación más abierta y menos misteriosa de este tema en el ámbito familiar, en la escuela y en los medios de comunicación, de que la que se ofrecía hace años.

Sin embargo, aunque puedas estar bien informada, es frecuente vivir esta etapa, en la que te enfrentas a una situación novedosa, con más preocupación que alegría: la principal preocupación para muchas adolescentes es la inconveniencia y el miedo de sentirse avergonzadas públicamente porque tienen la regla.

Aunque para algunas chicas puede resultar difícil hablar de temas íntimos, es conveniente poder comentar el tema con otras mujeres que ya han vivido esta experiencia. Tu madre, tus hermanas mayores, tus amigas, etc., a partir de sus vivencias, te pueden explicar de primera mano los cambios que vas experimentar así como los trucos y consejos de higiene íntima necesarios para que puedas vivir tu primera menstruación con confianza y seguridad. También es importante que puedas conversar sobre sus sentimientos: pregunta como vivieron ellas este cambio, si estaban asustadas u "odiaban" lo que pasaba y expresa lo que sientes tú.

PRODUCTOS PARA LA REGLA

Resulta práctico y tranquilizador tener previamente a mano y haberse familiarizado con todo lo necesario desde el punto de vista higiénico para cuando aparezca la primera regla. Se pueden emplear compresas y /o tampones desde las primeras reglas.Las compresas se colocan adheridas a las braguitas mediante las bandas adhesivas. Hay que escoger el tipo de compresa adecuado según la cantidad de pérdida menstrual. Hay diferentes tamaños y formas, con diferentes grados de absorción, para el día y para la noche. Es conveniente llevar siempre una compresa en el bolso o la mochila por si la regla comienza fuera de casa. Las compresas que vienen en paquetes individuales son ideales porque son fáciles de transportar y nadie las nota.

Los tampones se introducen en el orificio vaginal. Esta situado por detrás del clítoris y la uretra (orificio de salida de la orina) y por delante del ano. No hay ninguna edad mínima para el uso del tampón. Es una decisión personal de cada mujer el hecho de utilizarlo.

También el protector de braguita puede serte útil para sentirte más limpia. Lo puedes utilizar en los días de poca regla, como protección suplementaria con los tampones, o en los días en los que tengas mucho flujo. Para que sea efectivo hay que cambiarlo tan a menudo como te haga falta. No has de usarlo si te causa picores o irritación.

Debes saber que la sangre que sale por la vagina durante la menstruación apenas tiene olor. Lo que ocurre es que el olor se acentúa y se hace desagradable cuando está mucho tiempo en contacto con el aire, secándose en la piel y en el vello. Por este motivo la higiene y el lavado de la vulva durante la regla son imprescindibles.

También es importante saber que la primera regla no implica tener que realizar la primera visita ginecológica. No hay una edad concreta para la visita al ginecólogo. Si tienes relaciones sexuales hay que ir cada año. También hay que ir si tienes algún problema ginecológico, o si tienes dudas o preguntas que quieras plantearle.

Artículo revisado por El Comité Médico de Salud de la Mujer Dexeus - Fundación Dexeus Salud de la Mujer.