Productos de higiene íntima durante y después del embarazo

¿QUÉ PRODUCTOS PUEDO UTILIZAR DURANTE EL EMBARAZO?

Uno de los cambios que notarás enseguida será un aumento de flujo vaginal, causado por el desajuste hormonal. Para sentirte cómoda y protegida, puedes utilizar protegeslips para una mayor higiene en tu día a día: son finos, flexibles y cómodos de llevar.

Muchas embarazadas experimentan pequeñas pérdidas de sangre, lo que comúnmente se conoce como “sangrados/manchado” que aparecen en la ropa interior. Esto suele ser causado por el efecto hormonal propio del embarazo, aunque es recomendable que tu matrona o ginecólogo controlen su evolución. Utiliza protegeslips de uso diario para evitar manchar tu ropa interior y evitar sorpresas.

Además, puede resultar un poco sorprendente o inesperado que se te escape la orina en diversas ocasiones durante el embarazo. No te preocupes, es totalmente normal y les pasa a muchas embarazadas. Las buenas noticias son que con un poco de entrenamiento podrás volver a fortalecer tus músculos del suelo pélvico que se han debilitado con el embarazo. Mientras tanto, puedes usar productos específicos para pérdidas de orina, que a diferencia de otros productos similares, controlan el olor, alejan la humedad de la piel y son discretos, pensados para que nada te impida seguir con tu vida con total tranquilidad.

¿QUÉ PRODUCTOS PUEDO UTILIZAR DESPUÉS DEL EMBARAZO?

Durante aproximadamente las primeras 6 semanas después del parto, tu cuerpo expulsará los nutrientes que revestían las paredes de tu útero en forma de pérdida de sangre (debido a que hay muchos vasos sanguíneos en el útero). Esta pérdida de sangre se conoce como “loquios” y puede ser algo abundante al principio, además de contener pequeños coágulos de color oscuro. Puedes utilizar compresas durante estos primeros días, igual que cuando tenías la regla. Recuerda que las compresas con tecnología ultrafina están dermatológicamente testadas y te ofrecen una gran protección aunque no sean gruesas como las que dan en algunos hospitales.

A medida que se vaya reduciendo el volumen de estas pérdidas, serán de un color más rosado, hasta desaparecer por completo. Durante este periodo puedes seguir usando un protegeslip para sentirte limpia y protegida todos los días. Si volvieses a sangrar después de este periodo, consulta con tu ginecólogo o con tu matrona.

Una vez haya desaparecido por completo el “loquios”, todavía puedes experimentar más flujo del que antes tenías, incluso es probable que este cambio permanezca en el tiempo. Es algo totalmente normal. Por ello, muchas mujeres siguen usando protegeslips a diario incluso después de este periodo, ya que se trata de un producto discreto que te da un extra de confianza para poder llevar a cabo todas las actividades que te propongas con tu bebé. Tienes protegeslips de diferentes formas, tamaños y absorciones que se adaptan a todo tipo de ropa interior, con lo que apenas notarás que lo estás usando. ¡No te olvides de llevar uno siempre en tu bolso!

Por último, el embarazo y el parto pueden debilitar los músculos del suelo pélvico, que si y no están fuertes pueden dar lugar pequeñas pérdidas de orina que se escapan al reír, al toser o al hacer esfuerzos. Para controlar estas pérdidas y alejar la humedad de la piel, puedes utilizar productos específicos para pequeñas pérdidas de orina, que ofrecen una absorción adecuada y disponen de una tecnología específica para el control del olor para que te sientas segura en cualquier momento del día.

¿CUÁNDO ME VOLVERÁ LA REGLA? ¿PUEDO VOLVER A USAR TAMPONES?

Si estás amamantando a tu bebé, la regla no volverá hasta que dejes de dar el pecho, en caso contrario en uno o 2 meses después del parto deberías volver a tener el periodo, aunque cada mujer es diferente.

La regla también puede cambiar después del embarazo (tener una mayor duración o mayor abundancia), por lo que es posible que cambien tus necesidades en relación a los productos que utilizas. Recuerda que tienes compresas de muchos tamaños, formas y absorciones, con o sin alas, y con una tecnología ultrafina para que no tengas que renunciar a la máxima comodidad. Después de un tiempo prudencial también podrás volver a usar tampones (normalmente se aconseja reiniciar el uso de tampones al menos 6 meses después del parto, aunque según el tipo de parto, tu médico especialista puede aconsejarte algo distinto). ¡Elige los productos que más se adecuen a tus necesidades, combinándolos como tú quieras!

Artículo revisado por El Comité Médico de Salud de la Mujer Dexeus - Fundación Dexeus Salud de la Mujer.