Color del flujo en el embarazo

¡Estás haciendo crecer un humano! Es increíble. Esto viene con muchos cambios - algunos de ellos bastante obvios, pero otros pueden ser una sorpresa como los cambios en tus secreciones. Puede que la variación del color de tu flujo durante el embarazo te angustie. Para eso estamos aquí, para aclararte lo que significa esta gama de colores y que puedas conocer con exactitud cuándo preocuparte y cuándo no. Un avance: la mayoría de las veces ¡no hay nada de lo que preocuparse!

El embarazo es un momento de cambio. Tu cuerpo no solo cambia su forma a medida que tu bebé crece dentro de ti, también lo hacen tus hormonas. El color, la consistencia y la cantidad de flujo que produces, están directamente relacionados con tus niveles hormonales. Esto significa que a medida que tus hormonas cambian y progresa tu embarazo, también lo hará tu flujo vaginal.

Flujo blanco

Las fluctuaciones hormonales en tu cuerpo provocan la producción de un aumento de flujo que puede variar desde un color claro a un blanco lechoso. A veces, puede ser bastante espeso y mucoso. Esto es normal. Este aumento del flujo blanco durante el embarazo es la forma que tiene tu cuerpo de protegerse contra infecciones, ya que crea una barrera protectora entre el feto y el mundo exterior. Notará un aumento del flujo blanco al principio del embarazo. Puede seguir aumentando durante todo el embarazo, e incluso después.

Flujo rosa

El flujo rosado durante el embarazo puede significar algunas cosas. De unas pocas semanas a unos pocos días antes del final de tu embarazo, se despojará de su tapón mucoso, una mucosa espesa y gelatinosa que se forma en el primer trimestre para sellar el cuello uterino durante el embarazo. El tapón mucoso a veces se tiñe de rosa con sangre. Esto puede llevar a que se presente secreción rosada en la ropa interior unos pocos días antes de que comience el parto. Esto se conoce como "expulsión del tapón mucoso”. Ponte en contacto con tu médico en caso de que esto suceda ya que podrías estar entrando en el parto y será necesario tomar medidas.

Flujo amarillo

El flujo amarillo durante el embarazo es un signo típico de infección, tal vez una infección por hongos o vaginosis - una alteración en el equilibrio bacteriano de tu vagina. Esto es especialmente cierto si tiene un olor a pescado o un olor desagradable. De cualquier manera, no es una gran causa de alarma, pero debes consultar a tu médico con el fin de aclarar las cosas lo antes posible.

Flujo marrón

Este tipo de flujo hace que algunas mujeres se preocupen pensando que algo va mal con ellas o su bebé. El flujo de este color, en la mayoría de los casos, es completamente inofensivo. Durante el embarazo, el cuello uterino es especialmente sensible debido a las fluctuaciones hormonales y al aumento del flujo sanguíneo a la zona. Esto significa que puede sangrar ligeramente durante las relaciones sexuales o durante un examen ginecológico, lo que producirá una secreción marrón en tus braguitas. En casos raros, la secreción marrón durante el embarazo puede ser un signo de aborto espontáneo o embarazo ectópico. En estos casos, la secreción marrón también se asocia con dolor y calambres. Para estar segura, contacta con tu médico lo antes posible para asegurarte de que todo está en orden. Es posible que tu médico quiera asegurarse de que todo está bien y te sugiera realizar un chequeo. Para tu propia tranquilidad, es mejor pecar de precavida, si notas que estás sangrando activamente, llama a tu médico de inmediato.

Mucho flujo

Puede que durante los primeros días hayas notado más flujo. Esto es un signo de cambios hormonales en tu cuerpo, concretamente desde que el óvulo fertilizado se implantó en la pared del útero. El flujo durante el embarazo es la forma que tiene tu cuerpo de crear una barrera protectora para tu bebé, protegiéndolo así de las infecciones. El aumento de los niveles de estrógeno en tu cuerpo produce esta secreción fina, lechosa y de olor suave. El flujo los primeros meses de embarazo puede ir aumentando hasta el momento del parto (¡incluso después del nacimiento!), algunas veces llegando a ser bastante denso.

Por lo tanto, si te has estado preguntando si el flujo durante el embarazo es normal, la respuesta es sí. Sin embargo, hay que tener cuidado con algunas señales. El flujo anormal puede tener un color, textura o cantidad diferente. Si el flujo es rojo, produce picazón, irrita o tiene mal olor, consulta con tu médico para evaluar la situación e iniciar un plan de tratamiento apropiado.

Mantenerte limpia y segura

Para seguir sintiéndote limpia y seca durante todo el día, puedes usar los Salvaslips de Evax. El embarazo ya es difícil físicamente por sí mismo- no hay necesidad de añadir a esto la incomodidad de unas braguitas mojadas. Con los Salvaslips de Evax te mantendrás limpia y segura durante todo el día porque absorben el flujo natural. Además, son finos y flexibles, apenas los sentirás. Están disponibles en una amplia gama de tamaños y niveles de absorción para que puedas encontrar el salvaslip que mejor se ajusta a ti. Así podrás concentrarte en lo que realmente importa, la llegada de tu peque. Evax tiene la misión de acabar con los mitos comunes sobre el flujo vaginal. De hecho, el flujo vaginal es totalmente normal y nos sucede a todas las mujeres. ¿Por qué convertirlo en un tema tabú? Queremos proporcionarte toda la información que necesites y que nos solicites. En caso de que tengas más preguntas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 902 109 598.