Higiene íntima femenina correcta

Algunas chicas tienen muchas dudas acerca de todo lo referente a la higiene íntima femenina y protección de los órganos genitales, aunque los genitales son una parte más de nuestro cuerpo por lo que, como las demás partes, en principio con la higiene habitual diaria se habrían de mantener limpios y sin problemas.

Sin embargo, es cierto que se trata de una zona delicada que desprende un cierto olor propio de cada persona (que es normal y natural), que se encuentra en contacto con flujo, orina, menstruación y sudor y que además normalmente está poco ventilada. Todo esto puede aconsejar una higiene diaria más específica en esta zona intima, siempre o en determinados días del ciclo, pero con cuidado de no obsesionarse ni "pasarse de limpia", ya que en esta zona los excesos en la higiene íntima pueden ser tan perjudiciales como la ausencia de la misma.

Utiliza protegeslips para una buena protección

Como en la higiene diaria, además de la limpieza, también es importante la protección, el protegeslip puede serte útil para sentirte más limpia. Lo puedes utilizar en los días de poca regla, como protección suplementaria con los tampones, o en los días en los que tengas mucho flujo. El protegeslip protege (como su nombre indica) tus braguitas. Para que sea efectivo hay que cambiarlo tan a menudo como te haga falta. No has de usarlo si te causa picores o irritación. Hay mujeres que se sienten muy cómodas con él y otras que no. Es una decisión personal.

Elige braguitas de algodón

Se recomienda que las braguitas sean de fibras naturales. Hay que cambiarlas como mínimo una vez al día, o más a menudo si te sientes más cómoda. Puedes usar braguitas de fibra sintética pero si te irritan has de pasarte a las de algodón. Respecto al tanga puedes usarlo siempre que no te moleste o apriete excesivamente la zona genital.

¿Cómo limpiar la vagina?

La mejor manera de limpiar el área exterior de los genitales (la región vulvar) es con agua tibia y un jabón suave sin perfume (preferentemente neutro) durante el baño o la ducha. Para lavar la vulva hay que separar bien las piernas y poner el jabón directamente en la mano (no usar guantes ni esponjas). Hay que fregar bien los labios y todos los repliegues de la vulva. Luego hay que enjuagarse abundantemente (para evitar que queden restos de jabón) y secarse bien (para evitar que la zona quede húmeda). No es necesario, ni conveniente, limpiar el área interior de los genitales (la vagina). Normalmente la vagina se limpia por sí misma ya que las paredes de la vagina producen un flujo que las limpia y transporta las células muertas y otros microorganismos fuera del organismo. Las duchas vaginales no son recomendables si no las aconseja un médico. La zona anal se limpia de la misma forma que la región vulvar, pero hay que hacerlo siempre desde delante hacia atrás para evitar contaminar la vulva o la vagina con bacterias procedentes del intestino.

La vulva ha de lavarse como mínimo una vez al día. Si no te duchas puedes hacerlo en el bidet. Cuando tienes la regla puedes lavarte normalmente o incluso más que en los días sin regla.

Aunque en las farmacias se venden numerosos productos para el uso íntimo femenino, la mayoría de estos productos, excepto los jabones neutros específicos, son innecesarios. Algunos productos incluso pueden ser perjudiciales ya que pueden provocar alergias o irritaciones. Si bien existen productos que se pueden utilizar ocasionalmente, en cualquier caso no uses toallas sanitarias con desodorante ni desodorantes en aerosol en el área vulvar. Además es bueno recordar que los desodorantes y otros productos, son un complemento pero nunca un sustitutivo de la higiene íntima femenina.

¿Las duchas vaginales son una buena idea?

La irrigación vaginal se realiza con mayor frecuencia para refrescar o eliminar el mal olor y los residuos de la sangre menstrual. Normalmente, para este tipo de tratamiento se utiliza agua o una solución con un líquido desinfectante. Las irrigaciones pueden perturbar la flora bacteriana natural y alterar el entorno ácido de la vagina (y esto es esencial para mantener su salud). La irrigación solo debe utilizarse en casos especiales.

Productos de higiene íntima

Aunque en las farmacias se venden numerosos productos para el uso íntimo femenino, la mayoría de estos productos, excepto los jabones neutros específicos, son innecesarios. Algunos productos incluso pueden ser perjudiciales ya que pueden provocar alergias o irritaciones. Si bien existen productos que se pueden utilizar ocasionalmente, en cualquier caso no uses toallas sanitarias con desodorante ni desodorantes en aerosol en el área vulvar. Además es bueno recordar que los desodorantes y otros productos, son un complemento pero nunca un sustitutivo de la higiene íntima femenina.

*Artículo revisado por El Comité Médico de Salud de la Mujer Dexeus - Fundación Dexeus Salud de la Mujer. *

- RESULTADO -

CUENTA LAS RESPUESTAS A, B Y C QUE HAS
MARCADO Y MIRA QUÉ PERSONAJE DE WC
CONFIDENTIAL ERES.

Bragas

MAYORÍA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus maximus laoreet justo, rhoncus viverra augue egestas nec.

Contáctenos
Bragas

MAYORÍA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus maximus laoreet justo, rhoncus viverra augue egestas nec.

Contáctenos
Bragas

MAYORÍA

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vivamus maximus laoreet justo, rhoncus viverra augue egestas nec.

Contáctenos